Logotipo gipuzkoakultura
viernes 22 noviembre 2019



Bertan > Nuestros barcos > Lancha bonitera
Bertan 23

Lancha bonitera


La lancha bonitera era la mayor de las embarcaciones de bajura; rondaba los 13 metros de eslora. De diciembre a marzo era empleada para la pesca del besugo. En esta pesca participaban unos 20 tripulantes, y se realizaba por medio de palangres. Las características de la lancha no adquirían gran relevancia en el desarrollo de esta pesca. Sin embargo, de mayo a octubre, la misma embarcación, con algo menos de la mitad de hombres, se empleaba para la pesca del bonito y del atún. La pesca se realizaba empleando la dinámica técnica de la cacea, desplegando largas pértigas que extendían los aparejos a lo ancho. Estos consistían en un anzuelo, simple o doble, cubierto con plumas u hojas de maíz y decorado con un pedazo de tela o lana de color, imitando un pez. La chalupa estaba diseñada para alcanzar fácilmente la velocidad necesaria para animar los anzuelos y engañar a los túnidos.

Salida de lanchas boniteras del puerto de Ondarroa al amanecer,
por Darío de Regoyos. En el cuadro se pueden apreciar los
motivos que decoran las velas con el objeto de reconocer las lanchas
en la lejanía.
Salida de lanchas boniteras del puerto de Ondarroa al amanecer, por Darío de Regoyos. En el cuadro se pueden apreciar los motivos que decoran las velas con el objeto de reconocer las lanchas en la lejanía. © José Lopez
Lancha bonitera San Francisco de Bermeo, fotografiada en
1917. Eran los últimos años de los pesqueros a vela que, teniendo
que rivalizar con los vapores, llegaron a rondar los 16 metros de
eslora. Se trata de una txalupa handia, chalupa mayor en euskera,
nombre dado a las grandes boniteras con cubierta que surgieron a
finales del XIX.
Lancha bonitera San Francisco de Bermeo, fotografiada en 1917. Eran los últimos años de los pesqueros a vela que, teniendo que rivalizar con los vapores, llegaron a rondar los 16 metros de eslora. Se trata de una txalupa handia, chalupa mayor en euskera, nombre dado a las grandes boniteras con cubierta que surgieron a finales del XIX. © José Lopez

Lanchas boniteras a resguardo tras pasar la barra arenosa de Hondarribia. © José Lopez
Lanchas boniteras a resguardo tras pasar la barra arenosa de Hondarribia. © José Lopez
Brokoa. Chalupa bonitera mayor construida por la asociación
Itsas Begia, de San Juan de Luz, a partir de un plano de la colección
Mutiozabal. Las cualidades de esta tipología se demostraron en la
navegación entre la localidad bretona de Douarnenez y Sokoa, que
se realizó en solamente 42 horas, en el verano de 2006.
Brokoa. Chalupa bonitera mayor construida por la asociación Itsas Begia, de San Juan de Luz, a partir de un plano de la colección Mutiozabal. Las cualidades de esta tipología se demostraron en la navegación entre la localidad bretona de Douarnenez y Sokoa, que se realizó en solamente 42 horas, en el verano de 2006. © José Lopez

Bonito.
Bonito. © José Lopez
Merluza.
Merluza. © José Lopez

Besugo.
Besugo. © José Lopez
Las boniteras disponían de falcas amovibles que se colocaban
sobre la regala para aumentar el francobordo durante la navegación
a vela y evitar la entrada de agua en la embarcación. Así
como las velas solían ser decoradas, los cascos también eran pintados
con motivos que facilitaran su identificación. En este caso,
debajo de la regala podemos apreciar una cenefa blanca con rectángulos
alternantes.
Las boniteras disponían de falcas amovibles que se colocaban sobre la regala para aumentar el francobordo durante la navegación a vela y evitar la entrada de agua en la embarcación. Así como las velas solían ser decoradas, los cascos también eran pintados con motivos que facilitaran su identificación. En este caso, debajo de la regala podemos apreciar una cenefa blanca con rectángulos alternantes. © José Lopez

El Marqués de Folin, capitán del puerto de Baiona, se interesó
mucho por las embarcaciones menores vascas; realizó es-tudios
y planos de varias tipologías. Este dibujo muestra con de-talle
la disposición de las pértigas a bordo de la bonitera.
El Marqués de Folin, capitán del puerto de Baiona, se interesó mucho por las embarcaciones menores vascas; realizó es-tudios y planos de varias tipologías. Este dibujo muestra con de-talle la disposición de las pértigas a bordo de la bonitera. © José Lopez

Ejemplo de la cubierta estanca. Las chalupas boniteras mayores
surgieron fruto de la imposición por parte de las autoridades de Marina de dotarlas de cubierta estanca, como consecuencia de
los numerosos naufragios que sufrían las boniteras abiertas.
Ejemplo de la cubierta estanca. Las chalupas boniteras mayores surgieron fruto de la imposición por parte de las autoridades de Marina de dotarlas de cubierta estanca, como consecuencia de los numerosos naufragios que sufrían las boniteras abiertas. © José Lopez

Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2019 Kultura Zuzendaritza Nagusia - Gipuzkoako Foru Aldundia.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net