Logotipo gipuzkoakultura
martes 12 noviembre 2019



Bertan 23

Pinaza


Numerosas fuentes documentales, como ordenanzas de cofradías de la Edad Media y contratos de construcción del Renacimiento, mencionan el término pinaza. Era la embarcación que permitía a los pescadores adentrarse varias millas en mar abierto, especialmente en invierno, hasta el cantil donde se encontraban los caladeros de pesca. Las pinazas no sólo se empleaban para la pesca, sino también para el transporte de mercancías a lo largo de la costa, especializándose en el transporte de vena de hierro desde las minas de Bizkaia hasta la proximidad de las ferrerías, debido a su poco calado. Eran embarcaciones abiertas que tenían una eslora de entre diez y doce metros. Hasta finales del siglo XV sus cascos eran construidos en tingladillo; posteriormente esta técnica sería sustituida por el casco liso.

Interpretación de la ilustración de una capitular en un documento de San Vicente de la Barquera de 1478, que nos muestra una pinaza. Afortunadamente el artista ha representado la embarcación íntegramente, revelándonos el perfil y la disposición de la tripulación. © José Lopez
Interpretación de la ilustración de una capitular en un documento de San Vicente de la Barquera de 1478, que nos muestra una pinaza. Afortunadamente el artista ha representado la embarcación íntegramente, revelándonos el perfil y la disposición de la tripulación. © José Lopez
El descubrimiento en Orio por parte de los arqueólogos del
INSUB de dos pinazas y de una embarcación algo mayor, posiblemente
una zabra, correspondientes al siglo XVI, nos aporta la posibilidad
de conocer mejor estas tipologías. Los resultados que se
obtengan del estudio de estos hallazgos, complementados con la
información procedente de las fuentes documentales, nos darán
una idea muy precisa de las características de las pinazas de esta
época. Por otro lado, la posibilidad de realizar un estudio comparativo
entre el pecio de Urbieta del siglo XV y los pecios de Orio
del XVI, nos permitirán conocer y comprender los importantes
cambios tecnológicos acaecidos en nuestra cultura marítima. Restos
de la quilla de una de las embarcaciones.
El descubrimiento en Orio por parte de los arqueólogos del INSUB de dos pinazas y de una embarcación algo mayor, posiblemente una zabra, correspondientes al siglo XVI, nos aporta la posibilidad de conocer mejor estas tipologías. Los resultados que se obtengan del estudio de estos hallazgos, complementados con la información procedente de las fuentes documentales, nos darán una idea muy precisa de las características de las pinazas de esta época. Por otro lado, la posibilidad de realizar un estudio comparativo entre el pecio de Urbieta del siglo XV y los pecios de Orio del XVI, nos permitirán conocer y comprender los importantes cambios tecnológicos acaecidos en nuestra cultura marítima. Restos de la quilla de una de las embarcaciones. © José Lopez

Vista general del pecio Orio IV, con la tablestaca del muelle
rompiéndole el tercio de proa.
Vista general del pecio Orio IV, con la tablestaca del muelle rompiéndole el tercio de proa. © José Lopez

Esta embarcación del Atlas de Jouve, de la segunda mitad del
siglo XVII, presentada como una barque, posee las características
de la pinaza fletera de las décadas anteriores. En esta época de
transición, en la cornisa atlántica, el término pinaza empieza a dar
paso al de lancha. En la costa aquitana seguiría empleándose y,
aún hoy, en la bahía de Arcachon, se utiliza el término pinasse
para designar a un tipo de embarcación local. En esta época se van produciendo sutiles cambios; las embarcaciones empiezan a ser
más estilizadas y también más ligeras. Es posible que la mejora de
las instalaciones portuarias, característica de la época, favoreciera
el afinamiento estructural de estas embarcaciones, al disminuir la
frecuencia de las varadas en la costa para cargar y descargar.
Esta embarcación del Atlas de Jouve, de la segunda mitad del siglo XVII, presentada como una barque, posee las características de la pinaza fletera de las décadas anteriores. En esta época de transición, en la cornisa atlántica, el término pinaza empieza a dar paso al de lancha. En la costa aquitana seguiría empleándose y, aún hoy, en la bahía de Arcachon, se utiliza el término pinasse para designar a un tipo de embarcación local. En esta época se van produciendo sutiles cambios; las embarcaciones empiezan a ser más estilizadas y también más ligeras. Es posible que la mejora de las instalaciones portuarias, característica de la época, favoreciera el afinamiento estructural de estas embarcaciones, al disminuir la frecuencia de las varadas en la costa para cargar y descargar. © José Lopez

Plano derivado de la reconstitución morfológica del pecio de Urbieta. Esta embarcación, construida en roble, excepto la quilla de haya, tiene una eslora de 10,66 metros, una manga de 2,72 y un puntal de 1,37. © José Lopez
Plano derivado de la reconstitución morfológica del pecio de Urbieta. Esta embarcación, construida en roble, excepto la quilla de haya, tiene una eslora de 10,66 metros, una manga de 2,72 y un puntal de 1,37. © José Lopez
Escena del puerto de Gernika, de la segunda mitad del siglo
XV. Muchas localidades que hoy consideramos interiores eran
puertos marítimos gracias a embarcaciones como la pinaza, que
llegaban hasta ellos aprovechando la pleamar. En Gipuzkoa en esa
época encontraríamos escenas similares en localidades como
Errenteria, Hernani o Usurbil.
Escena del puerto de Gernika, de la segunda mitad del siglo XV. Muchas localidades que hoy consideramos interiores eran puertos marítimos gracias a embarcaciones como la pinaza, que llegaban hasta ellos aprovechando la pleamar. En Gipuzkoa en esa época encontraríamos escenas similares en localidades como Errenteria, Hernani o Usurbil. © José Lopez

Gracias al descubrimiento, estudio y conservación de la pinaza
venaquera de la segunda mitad del siglo XV, hallada en el barrio
de Urbieta de Gernika, sabemos cómo eran estas embarcaciones.
Actualmente expuesta en el Museo Arqueológico de Bizkaia, en
Bilbao, se ha convertido en una importante referencia en el terreno
de la arqueología naval.
Gracias al descubrimiento, estudio y conservación de la pinaza venaquera de la segunda mitad del siglo XV, hallada en el barrio de Urbieta de Gernika, sabemos cómo eran estas embarcaciones. Actualmente expuesta en el Museo Arqueológico de Bizkaia, en Bilbao, se ha convertido en una importante referencia en el terreno de la arqueología naval. © José Lopez
Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2019 Kultura Zuzendaritza Nagusia - Gipuzkoako Foru Aldundia.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net