gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura

gipuzkoakultura.net

miércoles 23 octubre 2019





Bertan > Bertan 20 Los poblados en la edad de hierro en Gipuzkoa > Versión en español: Las viviendas

Versión en PDF para imprimir [11,8 Mb]Icono de Acrobat

Las viviendas

79. Reconstrucción de la vivienda nº 1 de Intxur, según los datos proporcionados por la excavación arqueológica.© Fernando Hierro
79. Reconstrucción de la vivienda nº 1 de Intxur, según los datos proporcionados por la excavación arqueológica.© Fernando Hierro

Los restos de viviendas conocidos en los poblados protohistóricos europeos son abundantes, ofreciendo una amplia variedad tanto en lo que se refiere a los elementos y técnicas empleadas en su construcción como a las formas, dimensiones y estructuración interna. Al ser el hábitat en estos momentos básicamente rural, se dan características comunes entre muchos de estos hallazgos, estando la arquitectura en dependencia directa de las necesidades y costumbres de una sociedad de tipo agrícola y ganadero.



80. Recreación del interior de la vivienda nº 1 de Intxur, tal y como se deduce del estudio arqueológico.© J. Ignacio Treku (Kaioa)
80. Recreación del interior de la vivienda nº 1 de Intxur, tal y como se deduce del estudio arqueológico.© J. Ignacio Treku (Kaioa)

De las investigaciones desarrolladas en los poblados guipuzcoanos se desprende que nos hallamos ante espacios de más de sesenta metros cuadrados de superficie y con un considerable grado de confortabilidad, habitadas por grupos familiares más o menos amplios en donde se dispone de una serie de ajuares básicos para el desarrollo de las actividades principales y pequeñas despensas. Estas estructuras de habitación estarían complementadas con otros edificios habilitados para el almacenamiento de los excedentes agrícolas así como para la realización de otra serie de trabajos.

81. Madera carbonizada de haya con perforación de clavo procedente del poblado de Intxur.© Aranzadi Zientzia Elkarteko Gordailu Zentroa
81. Madera carbonizada de haya con perforación de clavo procedente del poblado de Intxur.© Aranzadi Zientzia Elkarteko Gordailu Zentroa

Es en el poblado de Intxur en donde se han podido definir con mayor precisión las características de estas viviendas, disponiendo también de más datos en los recintos fortificados de Buruntza y Basagain. Las dos casas sacadas a la luz en Intxur cuentan con sus bases excavadas en la roca del terreno, muy cerca de una zona llana situada entre las dos cumbres del monte, aunque algo desplazadas hacia el Sur con el fin de protegerse de los vientos del Norte y Noroeste. La primera de ellas de planta rectangular alcanza 11 metros de longitud y 6 metros de anchura. Está construida a partir de la preparación del terreno, que con una suave inclinación ha sido nivelado en una serie de plataformas. La puerta de acceso a la estructura se abre en el extremo oeste de la fachada sur. La segunda, también de planta rectangular y levantada así mismo tras haber sido preparado el terreno, tiene unas dimensiones de 12 x 5 metros, situándose la entrada en el extremo Este de la fachada Sur. En el lado Norte los resaltes de la roca recortada forman un escalón a modo de asiento. Las cubiertas de estas casas, dada su ubicación y características serían a un agua y formadas por elementos vegetales, colocando este material sobre un entramado de maderas y ramas de forma que no dejase entrar el agua y permitiera la salida de los humos del fuego que se situaba en el interior de la vivienda.

82. Clavos de hierro de Basagain.© Lamia
82. Clavo de hierro de Basagain.© Lamia

En el caso de Buruntza las viviendas debieron colocarse adosadas a la muralla por su lado interior dada la importante concentración de materiales, su distribución y algunos mínimos elementos constructivos encontrados, como cuñas de poste y un alineamiento de piedras.

83. Madera carbonizada de haya del yacimiento de Intxur, tallada para encajar otra pieza.© Aranzadi Zientzia Elkarteko Gordailu Zentroa
83. Madera carbonizada de haya del yacimiento de Intxur, tallada para encajar otra pieza.© Aranzadi Zientzia Elkarteko Gordailu Zentroa

La mayor parte de las viviendas conocidas se levantan con materiales disponibles en los lugares próximos y, por lo que se refiere a las técnicas empleadas en el edificación de estas estructuras, usan los conocimientos y dominios técnicos tradicionales de cada lugar, siendo por lo general sencillas. Sin embargo, estos hechos no impedirán una relativa variedad de los tipos de construcciones en función de los recursos, clima o necesidades propias de cada caso.

Los materiales básicos para llevar a cabo estas labores son la tierra, la piedra y la madera. La utilización de la tierra como elemento constructivo es frecuente en amplias áreas geográficas, tanto como base fundamental como en forma de elemento complementario junto a piedra y madera. Así, nos encontramos con casos en que es empleada para el levantamiento de paredes o para la realización de suelos y cubiertas, siendo de gran valor aislante. La fabricación de adobes, común en las zonas más meridionales de Europa, ha dejado así mismo testimonios en áreas situadas más al Norte. En el poblado de Intxur se han hallado restos de adobes en zonas correspondientes a los muros, principalmente en la zona próxima al hogar adosado a la pared. En el poblado de Basagain las paredes están formadas por un entramado de ramaje recubierto de barro que presenta una superficie lisa hacia el exterior y que muy probablemente pintarán como sucede en otros edificios de este tipo en Euskal Herria.

84. El adobe se sigue utilizando en la actualidad en numerosos lugares.© Xabi Otero
84. El adobe se sigue utilizando en la actualidad en numerosos lugares.© Xabi Otero
85. Esquema con diversos elementos constructivos de una vivienda protohistórica.© Xabi Otero
85. Esquema con diversos elementos constructivos de una vivienda protohistórica.© Xabi Otero
87. Elementos constructivos de hierro hallados en Basagain.©
87. Elementos constructivos de hierro hallados en Basagain.
86. Fragmento de adobe de Basagain.© Lamia
86. Fragmento de adobe de Basagain.© Lamia
88. Fragmento de tapial, con improntas de entramado vegetal, del poblado de Basagain.© Lamia
88. Fragmento de tapial, con improntas de entramado vegetal, del poblado de Basagain.© Lamia

El suelo de estas viviendas (Intxur) está constituido por tierra apisonada.

La piedra es, así mismo, un elemento importante en la construcción de las viviendas, aunque en ocasiones sea tan solo una materia prima secundaria. La geología del entorno determinará los tipos de piedra utilizada, variando en función de ellos algunos elementos de las tipologías de las edificaciones. Empleada repetidamente como materia aislante de la humedad, aparece en las bases de algunos muros, para proteger estructuras de madera o para calzar postes. Si exceptuamos el empleo de la roca que constituye el terreno natural como base de las casas de Intxur, al estar excavadas en ella y las cuñas de poste del poblado de Basagain, es escasa la documentación existente sobre la utilización de este material en las viviendas de Gipuzkoa.
89. Detalle de cuña de poste de Basagain.© Xabier Peñalver
89. Detalle de cuña de poste de Basagain.© Xabier Peñalver

La madera, abundante en gran parte del continente europeo, es un recurso básico a la hora de levantar cualquier tipo de estructura. La variedad de especies arbóreas en las diferentes zonas hará que se emplee uno u otro tipo de madera, lo que a su vez determinará de alguna forma técnicas diferentes. Está documentada su utilización en poblados como Intxur, Basagain y Buruntza, hallándose algunos restos con orificios de clavo o cuñas. Los agujeros de poste son también frecuentes en estos yacimientos. Las maderas de roble y haya están presentes en los recintos de Intxur y Basagain.

90. Alineación de cuñas de poste de la vivienda de Basagain.© Xabier Peñalver
90. Alineación de cuñas de poste de la vivienda de Basagain.© Xabier Peñalver

Pero además de las construcciones de habitación, en el interior de los poblados se levantan otra serie de estructuras en las que se desarrollan actividades tales como la fabricación de cerámica, la elaboración de elementos metalúrgicos o el almacenamiento de productos varios, en ocasiones para su venta. Sin embargo, el hallazgo de los hornos para cocer la cerámica o los utilizados para elaborar objetos metálicos no es frecuente en los yacimientos, debido, tal vez, en muchos casos a las considerables extensiones de estos recintos fortificados. Los almacenes de piezas cerámicas o de conservación de granos son más abundantes en algunos de los poblados de territorios próximos dado el nivel de desarrollo de sus ocupantes; los yacimientos de Gipuzkoa contarán así mismo con edificios para estos usos.

93. Roble.© Xabi Otero, Iñaki Zorrakin
93. Roble.© Xabi Otero, Iñaki Zorrakin
92. Hayas.© Xabi Otero
92. Hayas.© Xabi Otero
91. La madera constituía un elemento básico para la construcción. Haya.© Xabi Otero, Iñaki Zorrakin
91. La madera constituía un elemento básico para la construcción. Haya.© Xabi Otero, Iñaki Zorrakin
Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2019 Departamento de Cultura y Euskera- Diputación Foral de Gipuzkoa.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net