gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura

gipuzkoakultura.net

2020ko uztailak 14, asteartea





Bertan > Bertan 16 Burdinaren Industria > Espainol bertsioa: Patrimonio ferrón

Versión en PDF para imprimir [12,18]Icono de Acrobat

Patrimonio ferrón

44. Impactante imagen de la infraestructura hidráulica de la Ferrería de Agorregi, ejemplo singular de un elemento con doble antepara, obra desarrollada bajo la dirección de Francisco de Ibero (1754).
44. Impactante imagen de la infraestructura hidráulica de la Ferrería de Agorregi, ejemplo singular de un elemento con doble antepara, obra desarrollada bajo la dirección de Francisco de Ibero (1754).
En la actualidad quedan numerosos restos de ferrerías hidráulicas dispersos por todo el territorio guipuzcoano, aunque es cierto que su temprana implantación -como sucede en el Goiherri-, las especiales condiciones de los recursos hídricos -como en el valle del Urola-, la facilidad de aprovisionamiento o la proximidad de materias primas -minas o montes-, dan preferencia a algunos parajes sobre otros. Sin embargo, a estos condicionantes iniciales vendrán a sumarse otros hechos que explican la situación de este patrimonio en la actualidad. Así, no pocas veces la reutilización del enclave por otras industrias -como las papeleras en el caso de ferrerías de Ibarra o Andoain-, hicieron desaparecer sus instalaciones, en beneficio de nuevos procesos industriales.

46. Recreación del milagro de la cruz de Mirandaola, sucedido el 3 de Mayo de 1580.
46. Recreación del milagro de la cruz de Mirandaola, sucedido el 3 de Mayo de 1580.
En cuanto a su número, en la primera mitad del siglo XVII López de Isasti ofrece un primer recuento de 118 ferrerías en activo -80 mayores y 38 menores- que ya a mediados del XVIII se habían reducido a 58 y de las que cien años más tarde sólo sobrevivían 4. El inmovilismo provocó su decadencia y su progresivo cierre. La competencia de los altos hornos, tecnología tradicional en Europa central y Gran Bretaña, se reforzó con la irrupción en el mercado del acero sueco, que puso en evidencia la baja competitividad de las ferrerías del Cantábrico.

Lógicamente el abandono de las instalaciones generó su deterioro y desaparición, a pesar de lo cual pueden rastrearse numerosos vestigios de esta importante actividad en todo el territorio. De hecho, el inventario realizado en la década de los 90 por el Gobierno Vasco, recoge 62 emplazamientos con restos ferrones de cierta entidad en Gipuzkoa, mientras que Bizkaia reúne 60 y en Alava tan solo se cuentan 9, aunque la mayor parte de estos enclaves se encuentran en proceso de ruina .

45. Ferrería de Agorregi
45. Ferrería de Agorregi
Excepcional es el conjunto Ferromolinero de Agorregi en Aia, en el que la reconstrucción realizada por la Diputación Foral permite en la actualidad acercarnos a uno de los más singulares ejemplos de ingeniería hidráulica puesta al servicio de la industria tradicional del país. Aunque su actividad se documenta ya en el siglo XVI, el complejo que hoy podemos visitar data de 1754 cuando su propietario, Joaquín de Lardizabal, encarga nuevos planos a Francisco de Ibero. Este ingeniero guipuzcoano diseñó de una ingeniosa solución para aprovechar al máximo los recursos hídricos, creando hasta cinco captaciones de agua en las regatas del entorno para alimentar los diversos canales de la ferrería. La silueta escalonada de Agorregi -dos anteparas superpuestas-, dibuja las líneas básicas de aprovechamiento: el primer depósito accionaba la rueda de los fuelles, y el agua se recuperaba en el segundo para mover el martillo e incluso activar el molino que se construyó adosado a él. Además se levantó a sus pies un segundo molino que recogía todo el agua sobrante de las tareas ferrona y molinera y volvía a ponerla en uso, antes de devolverla al arroyo.

47. Presa de arco-gravedad en Arditurri, Oiartzun.
47. Presa de arco-gravedad en Arditurri, Oiartzun.
Aunque existen otros casos de anteparas escalonadas en Bizkaia, y también son frecuentes los de molinos asociados, Agorregi cuenta además con una firma de prestigio -un miembro de la familia de los Ibero, competentes técnicos ilustrados- y con un enclave paisajístico de excepcional calidad ambiental, al que se añaden la recuperación y reconstrucción rigurosas de sus elementos mecánicos.

48. Las duras condiciones de trabajo en la ferrería obligaban a los operarios a vestir largas túnicas u “obreras” para protegerse del calor y las chispas y cubrir sus cabezas con amplios sombreros.
48. Las duras condiciones de trabajo en la ferrería obligaban a los operarios a vestir largas túnicas u "obreras" para protegerse del calor y las chispas y cubrir sus cabezas con amplios sombreros.
Dentro de estos tratamientos institucionales debe mencionarse el caso de la cuenca alta del Urola, donde la actuación llevada a cabo por Patricio Echeverría sobre las ruinas de Mirandaola en los años 50, ha promovido una creciente inquietud por la historia y la suerte de este patrimonio. Todo ello cuaja en nuestros días en las actividades de la Fundación Lenbur, que recupera y divulga este pasado ligado al hierro (Olazarra, Elorregi, Brinkola, Olaberri, etc.). De hecho, la riqueza singular de restos en la cuenca del Urola, representa un hito destacable, ya que unos 26 enclaves pueden ponerse en relación con esta actividad, nueve de ellos en el municipio de Azpeitia, cuya zona de Urrestilla presenta una inusual concentración de elementos. Cabe también destacar el taller de Altzolaras goikoa (Zestoa), dependiente del palacio del mismo nombre. Bien conservado en alzados, mantiene restos de uno de los ejes en el túnel y la estructura en obra de la guzuraska.

49. Vista general de la ferrería de Urdanibia, Irún.
49. Vista general de la ferrería de Urdanibia, Irún.
Es interesante el caso de la Ferrería de Olaberría, en Oiartzun, que combinaba funciones de ferrería mayor y menor a ambos lados del túnel, y donde la investigación ha podido determinar la presencia de una aize-arka o trompa para la alimentación de aire. Conserva casi el único ejemplo identificable de horno de calcinación.

50. Casa palacio de Igartza, en Beasain, un importante solar propietario de la ferrería y molino inmediatos.
50. Casa palacio de Igartza, en Beasain, un importante solar propietario de la ferrería y molino inmediatos.
51. Ferrería de Olaberria, Legazpi, interior del túnel hidráulico.
51. Ferrería de Olaberria, Legazpi, interior del túnel hidráulico.
Con frecuencia los ingenios del Deba, debido a su intensa industrialización contemporánea, se han perdido, cediendo sus emplazamientos y aprovechamientos a las actuales empresas, con lo que la nómina se ha visto irreversiblemente mutilada. Esto da una impresión de pobreza que en absoluto refleja la realidad histórica de la zona, una de las más intensamente dedicadas a la metalurgia, aunque sólo ejemplares como Olazar de Eskoriatza presenten una fisonomía reconocible, debido a la presencia del potente túnel hidráulico con bóveda de cañón interna, que fue reaprovechado posteriormente para una serrería y central eléctrica. Igualmente sucede con Aurtenola en Mendaro, junto a la casa torre del mismo nombre.

Existe por lo demás buen número de elementos interesantes donde la presencia del túnel, sobre todo, delata enclaves que han perdido buena parte de su identidad como ferrerías: Yarza o Igartza en Beasain, Sarikola en Orio, Aranzate y Urdanibia en Irun, Ameraun en Andoain, Arrabiola en Segura y un largo etcétera, hasta completar las cifras antes expresadas, si bien no siempre el grado de conservación y expresividad de los restos será lo bastante elocuente.

Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2020 Kultura eta Euskara Departamentua- Gipuzkoako Foru Aldundia.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net